Cristina

Tipos de público

  • Con relación al caso Ayotzinapa: Determina qué papel juegan los medios para la formación de la opinión pública en los dos tipos de público (pasivo y activo). Para ello, realiza una tesis tomando como base la siguiente pregunta ¿Qué papel tendrían el framing y el priming para conformar la opinión pública en los públicos pasivo y activo con respecto al caso Ayotzinapa?
  • Argumenta qué tipo de modelo de Grunig y Hunt se utilizaría para influir en la formación de la opinión pública en el público pasivo y en el público activo (Modelo de agente de prensa, modelo de información. modelo Asimétrico bi-direccional y modelo simétrico bi-direccional).
En el caso Ayotzinapa, los medios se adaptaron a las circunstancias sociales que fueron surgiendo a partir del conflicto, es decir, hubo distintas posturas. En cuanto al público activo, el framing de los medios se concentraba en la perspectiva del hecho de que eran estudiantes y que estaban desaparecidos; connotaba una gravedad del asunto digna de un levantamiento social.
Por otra parte, en el priming, se encargaron de mostrar una realidad en donde el gobierno había hecho algo turbio en contra de los estudiantes, así como de proporcionar la información necesaria para contradecir y cuestionar a aquellas versiones que confirmaban la investigación oficial. Esta técnica de los medios también fue aplicada al público pasivo.
Por lo tanto, el modelo más ideal y efectivo para aplicar a este público es el Simétrico bidireccional, pues fomenta el influir y el ser influido, es decir, el actuar tomando como base el mensaje que los medios están enviando. Además, el objetivo del modelo es mediar, lo que significa que busca intervenir en el asunto con el fin de no imponer o mostrar solamente una perspectiva del hecho.
Con el público pasivo los medios adoptaron una actitud distinta. Su framing imponía la perspectiva de ver como vandálicos los actos de los estudiantes, es decir, demonizaban su imagen; en otras palabras, deseaban que pensáramos que el conflicto en el que se habían metido los estudiantes, “era bien merecido”.
La realidad que se exhibía en el priming era aquella en la que los estudiantes se comportaron de forma “revoltosa”, sosteniéndose en los suficientes argumentos para probar eso, pero sin evidenciar cómo fue la situación (en su totalidad) que los llevó a estar desaparecidos.
El modelo más adecuado para el público pasivo es el Asimétrico bi-direccional, ya que el objetivo es imponer conductas (en este caso una conducta pasiva), bajo el acto de la persuasión por parte del medio.
Difícilmente un medio se dedicó a exponer varias perspectivas del fenómeno.

  • Con relación al caso Ayotzinapa, argumenta y describe qué acciones mediáticas harías para que el público pasivo se convierta en un público activo (mayor reconocimiento, bajo reconocimiento restringido y un alto involucramiento). Toma en cuenta los modelos de Grunig y Hunt, el modelo de formación pública en cascada de Karl W. Deutsch y qué papel otorgarías al framing y priming.
Para que el público pasivo se convierta en uno activo, sería necesario emplear el modelo Simétrico bi-direccional, concentrándonos en influir y en el uso de la herramienta del diálogo; de esta forma no se estaría imponiendo una conducta, sino que se provocaría una actitud activa, sobre todo bajo el esquema del diálogo y el cuestionamiento en la red (internet).
Como medio, emplearíamos el framing de lo indispensable que era conocer la verdad respecto al hecho y, al mismo tiempo, un framing que dijera que el acto no podía quedar impune; de esta forma, se estaría fomentando el hábito de cuestionar lo necesario para conocer la verdad y de no creer de manera absoluta a las versiones que pudiera proporcionar cualquier medio.


El priming iría en cuanto a no crear una tendencia, sino mostrar todas las realidades que estuvieran al alcance de la información para contrastar los diferentes panoramas y, que de este modo, el público estuviera expuesto a todas las explicaciones que se dieron en el momento. En este caso, el público sería incentivado a recurrir a más información para poder creer en alguna de las versiones ofrecidas.

Así mismo, el modelo de cascada se aplicaría de modo en que los líderes de opinión formaran parte del nivel de los medios de comunicación, para que éstos continuaran fomentando el debatir y objetar información respecto al hecho que pudiera carecer de claridad y objetividad.



Encuestas y opinión pública

  • A partir del artículo “México: elecciones y el uso de las encuestas preelectorales” realizar una paráfrasis identificando por qué son necesarias las encuestas, cuáles pueden ser sus posibles impactos y cómo se han utilizado en México.

Las encuestas de opinión resultan de gran importancia para los procesos electorales, pues son una manera de poder anticipar en un determinado grado las intenciones y acciones que no se efectuarán al momento, sino en un futuro, aunque sus resultados no sean exactos. El uso de estas encuestas varía según su funcionalidad, por ejemplo, en el caso de las campañas electorales, son una herramienta para brindar información a los candidatos respecto al imaginario de los próximos votantes; en los medios de comunicación se emplean para tener conocimiento del nivel competitivo entre cada candidato, lo cual pertenece al interés público.

Se podría decir que la relevancia de las encuestas radica en su carácter informativo, pues, al tratarse de un asunto que corresponde a la colectividad (a la ciudadanía), se ayuda a construir juicios o puntos de vista (que también pueden ser indiferentes). He ahí su impacto social más representativo; la provocación de los juicios se entrelaza con aspectos emotivos (agrado o desagrado) y, por otro lado, los individuos podrían verse influenciados por la presión y emitir una opinión que más bien se asemeja a lo que concuerda en un colectivo. En ese caso ya se efectuaría una imposición de conductas.
Todo esto tiene como base distintas teorías de la comunicación política. Hovland dice que tal proceso de persuasión se da a través de tres pasos: exposición, recepción y aceptación. Esto quiere decir, en este caso, que los receptores quedan expuestos a los mensajes electorales. Al final, el público se encarga de concebir los mensajes recibidos. Por ejemplo, si una encuesta indica que algún candidato lleva ventaja sobre los otros, el público adquirirá esta información como un hecho absoluto.

En México, como en muchos otros lugares, los procesos de las encuestas preelectorales presentan tendencia a un conjunto de estrategias para que el público acepte los mensajes, tales como el bombardeo de propaganda en los medios, la emisión de mensajes a través de líderes de opinión y, sobre todo, conseguir que los datos arrojados por las encuestas sean difundidos por un medio cuyo prestigio se asemeje a su aceptación por los receptores, tales como los periódicos Reforma, La Jornada o Milenio. Sobre todo resalta un fenómeno en el país: como fruto de la equidad entre partidos se desataron consecuencias en las encuestas de opinión. Sin embargo, la intención de estas encuestas en México no conllevan objetivos informativos, sino aquellos capaces de influir sobre la decisión de los votantes.

En la actualidad, las encuestas de opinión se usan menos para disminuir la incertidumbre, y más para brindar una identificación a un candidato de un posible ganador. Es, en otras palabras, un método para estimular una respuesta de acción por parte del público a través de lo mostrado en las encuestas y una posible sugestión.

  • Tomando como referencia el artículo “Efectos, errores y regulación de las encuestas preelectorales”, realizar un listado en el cual se identifiquen y se describan, mediante paráfrasis, las diversas tesis sobre cómo pueden influir las encuestas de preferencias preelectorales. Igualmente, describir, mediante una paráfrasis, qué recomienda el autor para que las encuestas preelectorales sean benéficas para la opinión pública. Contrastar lo que expone el autor sobre las prácticas recomendables y lo que publica el Instituto Nacional Electoral en este sitio: http://encuestas.ieeags.org.mx/

Existen muchas teorías que pueden explicar la influencia de las encuestas preelectorales:
  1. Teoría de la espiral del silencio: los individuos ajustan sus juicios y acciones de acuerdo a las opiniones que predominan en la sociedad a través de la agenda impuesta por los medios. Lo mismo se aplica en asuntos electorales, ya que el comportamiento de los ciudadanos que votan, en su mayoría, por un candidato, es predominante.
  2. Teoría de Goidel y Shields: argumenta que los medios de comunicación destinan un efecto de naturaleza contagiosa entre los votantes; gracias a los candidatos que poseen un mayor posicionamiento como ganadores y la atención mediática concentrada en ellos, se persuade a los votantes, provocando así un sesgo en el soporte electoral.
  3. Expectativas del votante: durante la campaña, las encuestas se encargan de decretar, en un grado considerable, los juicios o expectativas de los votantes respecto al resultado final de la elección.
  4. Intención de voto: durante la campaña, además de que las creencias de los votantes se ven influidas, también se intervendría de forma similar en su voto, es decir, en sus preferencias electorales.
  5. Decisión del voto: el día de la elección, de acuerdo a los dos puntos anteriores, los votantes se someten a la influencia en su comportamiento (que se refiere a su decisión final a la hora de votar).
  6. Efecto del contagio en el voto: las encuestas que muestran ventaja de un candidato o partido, podría influir en los votantes indecisos de manera en que empiezan a sentir un agrado por ese partido que, al parecer, va a ganar.
  7. Efecto del desvalido: de manera contraria al efecto del contagio, los votantes indecisos comienzan a sentir agrado por el candidato o partido que, según las encuestas, no tiene posibilidades de ganar.
  8. Mecanismo del voto estratégico: está presente cuando un votante prefiere votar por un partido que tiene como segunda opción, pero que revela mayores posibilidades de ganar que el partido que tiene como primera opción. Este mecanismo depende en gran medida de las encuestas, pues si éstas disminuyen, también lo harán los motivos para emplear un voto estratégico.

Por todas estas tesis y los estudios publicados respecto al tema, lo ideal sería adjudicarles a las encuestas preelectorales un carácter normativo cuyo objetivo se enfocara en reducir el riesgo de que los flujos de información contengan datos falsos en el tiempo de una campaña electoral. Por lo tanto, sería relevante determinar una política obligatoria de transparencia, en la cual cada encuestadora entregara un informe con todos los documentos producidos a partir de los resultados de las encuestas para que se hicieran públicos.

En México, sería necesario fortalecer los lineamientos ya existentes por medio de la inclusión en el expediente de un documento con un resumen de los resultados de la encuesta hecho a base de un lenguaje ciudadano. Así mismo, se debería de exigir y vigilar el cumplimiento, y la misma política debería de ser aplicada en entidades estatales. En contraste con lo ideal, el INE establece que el principio de la regulación de encuestas es la “transparencia” y la “máxima publicidad”, sin mencionar la importancia de la oportunidad informativa, además de que determina que el cumplimiento de los lineamientos no implican que el INE avala la calidad, la validez o cualquier conclusión de los estudios, lo que quiere decir que no hay una exigencia real de la reducción del riesgo de información falsa.

  • Una vez realizado lo anterior, dar dos argumentos, desde tu perspectiva para responder la siguiente pregunta ¿Las encuestas preelectorales influyen o no en la intención del voto de las personas? Debes incluir conceptos relativos a la opinión pública (tipos de público, clima de opinión, agenda-setting, framing y priming).

Sería muy precipitado afirmar o negar que las encuestas preelectorales influyen sobre el voto, son más las teorías y estudios que comprueban ese fenómeno, pero creo que, en todo caso, esto es relativo al tipo del público del que se hable; es decir, parte de los votantes pueda ser influida y otra parte puede no ser influida. Y es que el público queda más expuesto a los resultados presentados por los medios de comunicación, lo que quiere decir que, si se trata de un público pasivo, su decisión electoral sería perjudicada a través del framing y el priming de los medios y por el clima de opinión. Si un votante pertenece al público pasivo, será persuadido en mayor medida por estos aspectos que se dedicarán a mostrar una realidad y a imponer una perspectiva para que éste considere votar por algún candidato al que se la favorezca a través de estos tres elementos de la agenda setting.


Por otra parte, el público activo también actuaría en función de lo que le presenten los medios; desde el framing y el priming, tomaría la decisión de indagar acerca de aspectos electorales, esto quiere decir que aunque no se someten a la perspectiva impuesta por los medios, de alguna manera se ven influidos a la hora de actuar a partir de alguna información adquirida. En todo caso, me atrevo a decir que la agenda setting de las encuestas preelectorales sí influyen en la mayoría de los votantes, ya sean del público pasivo o activo, pues el brindar ese tópico como punto de partida para la opinión pública, los orilla a votar considerando la información de los medios. La diferencia sería que el público activo se dejaría influenciar actuando a partir de la agenda; y el público pasivo, actuando conforme a lo que ordena y persuade la agenda.

Referencias:
Kuschick, M. (2002). “México: elecciones y el uso de las encuestas preelectorales”. noviembre 2016, de Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales Sitio web: http://opinion-publica.wikispaces.com/file/view/M%C3%A9xico%20elecciones%20y%20el%20uso%20de%20las%20encuestas%20preelectorales.pdf/599533106/M%C3%A9xico%20elecciones%20y%20el%20uso%20de%20las%20encuestas%20preelectorales.pdf

Hernández, A. (2013). “Efectos, errores y regulación de las encuestas preelectorales: una política de transparencia para el caso mexicano”. noviembre 2016, de CONfines de Relaciones Internacionales y Ciencia Política Sitio web: http://opinion-publica.wikispaces.com/file/view/Efectos%20errores%20y%20regulaci%C3%B3n%20de%20las%20encuestas%20preelectorales.pdf/599533102/Efectos%20errores%20y%20regulaci%C3%B3n%20de%20las%20encuestas%20preelectorales.pdf

s/a. (2015-2016). Guía para los Organismos Públicos Locales sobre la regulación de encuestas electorales. noviembre 2016, de INE Sitio web: http://encuestas.ieeags.org.mx/Guiaparalaregulaci%C3%B3ndeencuestaselectorales.pdf

s/a. (s/f). LINEAMIENTOS Sobre las obligaciones de quienes publiquen, soliciten u ordenen encuestas o sondeos de opinión. noviembre 2016, de INE Sitio web: http://www.ine.mx/archivos3/portal/historico/recursos/IFE-v2/DS/DS-CG/DS-SesionesCG/CG-acuerdos/2014/Octubre/22octubre/CGex201410-22_ap_4_a1.pdf